Untitled-10

Cirugía Estética Corporal

  1. MAMOPLASTIA DE AUMENTO

 

El aumento de mamas o mamoplastia de aumento es el procedimiento mediante el cuál se realiza un incremento del volumen de la mama, mediante la colocación de una prótesis, normalmente de silicona, obteniendo como resultado final una mama, no sólo de mayor tamaño, si no también más armónica.

El cirujano deberá examinar  a la paciente y ver el tamaño, posición y asimetrías del tejido mamario, las areolas y el surco submamario. Así mismo, hay que valorar el tamaño y configuración de la pared torácica, su relación con la cintura y la altura y peso de la paciente.

Para realizar esta intervención siempre se utilizarán prótesis mamarias, que son dispositivos médicos que se utilizan para aumentar el volumen mamario. Se compone de una estructura externa o envoltura (normalmente un elastómero de silicona) que contiene una sustancia de relleno (gel de silicona, suero salino).

La envoltura de la prótesis mamaria puede ser lisa o rugosa. Nosotros recomendamos y utilizamos esta última debido a que la incidencia de contractura capsular es menor.

En Clínica S&O disponemos de implantes redondos y anatómicos con distintas proyecciones y tamaños para proporcionarle la mejor opción. La elección del volumen y tipo de implante concierne tanto al cirujano como a la paciente.

Indicaciones

La falta de volumen en la mama o su caída son las principales indicaciones para esta operación de mamoplastia de aumento.

La mamoplastia de aumento en principio esta indicada en toda mujer que no este conforme con el tamaño de sus mamas y que quieran mejorar su imagen corporal.

La mujer puede querer aumentar sus mamas porque nunca estuvo conforme con su tamaño, porque existía asimetría entre ellas, porque ha habido perdida de volumen y posición tras el embarazo o la lactancia, o por cualquier otra razón.

Técnica

Mediante la colocación de un implante mamario podemos corregir una ligera caída o tosis se la mama, sin embargo, si ésta es importante deberemos asociar otras tecnicas para dar tersura el tejido.

Para colocar un implante mamario podemos utilizar las siguientes vías de abordaje:

  • Submamario: requiere una incisión de unos 4 a 5 cm localizado en el nuevo surco submamario, después de accederá, sin penetrar en la glándula mamaria, al plano muscular.
  • Periareolar: en este caso debemos penetrar a traves de la glándula mamaria para alcnzar el plano profundo, o realizar una bisección subcutánea del polo inferior. En ambos casos la introducción del implante se realiza con sumo cuidado a través de la incisión hasta colocarlo.
  • Axilar: requiere un aincisión horizontal en la axila, y a veces otra en el surco submamario. La colocación será submuscular.
    Tras la operación la sensación de de tensión y molestias al realizar esfuerzos son normales durante las primeras semanas, pero a partir del primer mes podrá hacer su vida prácticamente normal.

 Colocación

Empleando cualquiera de las Técnicas el implante puede ser colocado:

  • Por encima del músculo pectoral: si dispone de tejido glandular mamario suficiente en el polo superior el implante se colocará por debajo de su glándula mamaria,  pues sino la prótesis puede palparse muy superficialmente. Se emplea esta técnica también cuando existe una discreta ptosis de la mama y pretendemos elevar el pecho sin resecciones cutáneas. Su principal inconveniente es que al estar justo debajo de la piel hay menos soporte de tejidos para la prótesis y el descolgamiento del pecho puede ser precoz si no se toman las precauciones adecuadas.
  • Por debajo del músculo pectoral: se realiza cuando no hay tejido glandular mamario suficiente, y la presencia de un implante sería demasiado evidente y no sería natural, es por ello que se realiza una desinserción del músculo pectoral mayor para crear un bolsillo subpectoral para así cubrir adecuadamente el implante.Esta ubicación es la ideal en pacientes con paca mama, pues conseguimos el incremento de volumen deseado sin que la prótesis se palpe como algo superficial. También esta demostrado que el grado de contractura capsular es menor si la prótesis se coloca debajo del músculo.

El resultado final dependerá de un buen planteamiento pre-operatorio y del diálogo y confianza con su cirujano.

 

 

  1. MAMOPLASTÍA DE DISMINUCIÓN

 

El exceso de volumen mamario que generalmente va asociado a la caída o ptosis de la mama es un problema no sólo estético, si no también funcional, y que en muchas ocasiones causa en personas jóvenes importantes retrocesiones psicológicas y falta de confianza en sí mismas.

La hipertrofia mamaria tiene diversos grados dependiendo del volumen que hay en exceso en la mama. Las mujeres que se someten a este tipo de intervención para reducir su pecho ven como  con esta cirugía que reduce la grasa, el tejido glandular y la piel del pecho haciéndolo más pequeño y firme, no sólo estiliza su figura disminuyendo la percepción de sobrepeso, si no que mejoran también sus problemas en su columna cervical, problemas de espalda, dermatitis e irritación cutánea en pliegues mamarios.

Por esta razón, su cirujano plástico evaluará en consulta una serie de parámetros como el grado de caída del complejo areola-pezón y su nuevo emplazamiento. Así, tras valorar el grado de hipertrofia, calidad de la pie, edad de la paciente, y antecedente personales (como ser fumadora) podrá sentar las bases junto a usted, de que técnica y tipo de cicatriz será las más adecuada.

Por lo tanto después de una intervención de este tipo no solo conseguimos un tamaño de mama adecuado a la paciente, sino que también obtendremos una mama con una forma atractiva, y en una posición adecuada.

Indicaciones

Los síntomas de un crecimiento exagerado de las mamas se reflejan principalmente en:

  • El área de la columna cérvico-dorsal.
  • El dolor es el síntoma mas frecuente, asociándose a veces dificultad respiratoria, alteraciones en las características de la piel y posiciones viciosas en bipedestación.
  • A veces encontramos una profunda marca en los hombros, que refleja el elevado peso de las mamas de la paciente, y constituye un signo prácticamente inconfundible de la enfermedad.
  • El problema fundamental es la afectación psicológica de la enferma, que a veces la lleva a alterar su comportamiento a la hora de vestir, de caminar y de practicar determinados deportes.

 Objetivos

La intervención de reducción mamaria debe corregir los dos componentes de este problema: por una parte debemos conseguir reducir el volumen de la glándula mamaria, y por otra parte corregir la posición inadecuada del tejido mamario. (Ptosis mamaria).

Las metas de la mamoplastia de reducción deben ser:

  • Conseguir una mama con una apariencia juvenil.
  • Buena proyección.
  • Resultados lo mas duraderos posibles.
  • Conservar la sensibilidad del complejo areola-pezón.
  • Mantener la lactancia, cuando esto sea posible.
  • Y todo ello con la cicatrices mas pequeñas posibles.

 Técnicas

La mamoplastia reductora, que es como se denomina esta intervención, es una operación compleja pero segura. El cirujano logrará restituir en su posición ideal al complejo areola-pezón transponiéndolo y eliminando el exceso de glándula mamaria.

Las técnicas de reducción mamaria por lo tanto deben de ser capaces de eliminar el tejido mamario sobrante, dar una forma adecuada a la mama, y lograr una posición adecuada del complejo areola pezón.

Existen decenas de técnicas quirúrgicas para el tratamiento de la hipertrofia mamaria, y todas ellas consiguen resultados óptimos en manos adecuadas. Dependiendo de las características se decidirá cuál es la más adecuada. Podemos dividirlas en tres grupos dependiendo del tipo de cicatriz que queda tras la intervención. Éstas son:

  • Técnicas de cicatriz periareolar: esta técnica quirúrgica se emplea en los casos donde el tejido que hay que quitar no es mucho, y la ptosis mamaria es escasa. Aunque es una buena técnica conceptualmente, a veces la cicatriz periareolar (alrededor de la areola) se ensancha, siendo necesario algún retoque posterior.
  • Técnicas de cicatriz vertical: Se emplean en mamas de mayor  tamaño que las anteriores, y por tanto sus indicaciones son limitadas a mamas donde la ptosis mamaria es pequeña, ya que sino es difícil obtener una forma de la mama adecuada con este tipo de cicatriz.
  • Técnicas de cicatriz en T invertida: este tipo de técnicas son las más empleadas, ya que son las que obtienen una forma mas natural de la mama, y aunque las cicatrices son de mayor longitud, habitualmente con el paso del tiempo, éstas se aprecian muy poco. Es la técnica que se emplea cuando la mama es muy grande, y la ptosis o caída de la mama es importante.

Tras a cirugía se procede al vendaje a veces se precisa colocar drenajes que se retirarán en 24 -48 horas. Tras permanecer un día en la clínica donde se realice la intervención, el paciente es dado de alta, debiendo llevar un sujetador especial. Tanto las molestias como los hematomas irán desapareciendo paulatinamente pudiendo persistir alteraciones de la sensibilidad de la areola, pezón y piel de la mama durante unos meses.

Al finalizar el proceso notará que la forma de su cuerpo a cambiado, viéndose más proporcionada y encontrándose más cómoda con su ropa.

 

  1. MASTOPEXIA

 

La Mastopexia es la intervención que permite levantar un pecho caído y recolocarlo dándole la forma adecuada. La ptosis o caída del pecho se debe a dos causas fundamentales: por adelgazamientos rápidos y muy importantes o por embarazos y lactancias.

En ambos casos, la caída crea un aspecto poco estético de las mamas, aparecen más bajas, vacías en la parte superior, con un surco submamario muy marcado y sin la forma correcta. El objetivo de la intervención es devolver la forma al pecho y subir la areola y pezón a su posición normal (entre 18 y 21 cm. del esternón).

Técnicas

Las técnicas son muchas y hay que estudiar la situación de cada paciente, para intentar utilizar la que necesita las cicatrices más pequeñas. Como ayuda y para conseguir un volumen adecuado se puede implantar al mismo tiempo una prótesis.

Implantar una prótesis durante una mastopexia permite reducir notablemente las cicatrices y en muchos casos se puede utilizar sólo la incisión periareolar. La elección de la técnica y de las cicatrices que dejará la intervención es responsabilidad del cirujano que conoce el tipo de resultado que se consigue con cada una de ellas. En general, las cicatrices son de buena calidad y pasados unos meses se notan poco. Las cicatrices dependen directamente de la cantidad de piel que hay que remover durante la intervención, así que cuanto más caído y fláccido es el pecho más cicatrices se necesitarán para darle una forma correcta. La intervención se realiza en anestesia general y dura aproximadamente dos horas y media. La paciente sale del quirófano con un sujetador puesto y dos drenajes como medida preventiva de los hematomas.

Postoperatorio

Los primeros dos días son algo molestos por no poderse quitar el sujetador y no poder ducharse. No hay dolor.A los dos días, en consulta, se realiza una primera revisión y a partir de este momento se permite la ducha, lavar el sujetador y usar cremas hidratantes. Los puntos se retiran a los diez días. Durante un mes es necesario utilizar el sujetador todo el día y durante el mismo periodo es conveniente limitar los movimientos y los esfuerzos con los brazos.

A la salida del quirófano el pecho tiene un aspecto algo raro, que es debido al hecho que el cirujano tiene que colocarlo más arriba de su posición definitiva para compensar los cambios que se producen durante el primer mes o dos. Esto es importante para evitar una recaída de la glándula mamaria. Es muy común tener alteraciones de la sensibilidad, que se deben a la inflamación y desaparecen solas con el transcurso de las semanas. Las cicatrices que al principio están enrojecidas, duras y son más visibles van evolucionando con el pasar del tiempo hasta quedarse blancas y blandas. Las complicaciones más frecuentes son los hematomas, mientras que son muy raras las infecciones. Puede haber un rechazo de los puntos internos con una consiguiente cicatriz más fea. En este último caso se realizaría una pequeña corrección en anestesia local pasados un mínimo de tres meses. Pasado el postoperatorio inmediato se consiguen muy buenos resultados con un pecho en su posición correcta, la aureola más alta, la forma adecuada y más turgente.

 

  1. GINECOMASTIA

 

Ginecomastia, es un sobre-desarrollo aumento de los senos en los hombres, y puede darse a cualquier edad. Puede ser el resultado de cambios hormonales, condiciones hereditarias, enfermedades,  o el uso de ciertos medicamentos.

La ginecomastia puede causar malestar emocional y disminución de la confianza en sí mismos. Algunos hombres pueden incluso evitar ciertas actividades físicas y de intimidad  para ocultar su condición.

La ginecomastia se caracteriza por:

  • El exceso de grasa localizada
  • El exceso de tejido glandular desarrollo
  • Una combinación de ambos el exceso de grasa y tejido glandular
  • La ginecomastia puede estar presente de manera unilateral (un seno) o bilateral (ambos senos)

 Técnicas

Existen varias técnica para tratar la ginecomastia, se emplearán dependiendo de cuál sea la característica principal:

  • Si el componente principal de la ginecomastia es el exceso de tejido adiposo, su solución puede ser la liposucción. Esto requiere la inserción de una cánula, un delgado tubo hueco, a través de varias incisiones pequeñas. La cánula se mueve controladamente para desprender el exceso de grasa.
  • Cuando el componente glandular es la principal causa de la ginecomastia, se realizará un escisión en la que se reseca tanto el tejido glandular como el exceso de piel.
  • También es necesaria la escisión de la areola, si se necesita reducir  o reposicionar el pezón a una posición más natural a la constitución masculina. El patrón de las Incisiones varían en función de las condiciones específicas y quirúrgicos preferenciales.

A veces la ginecomastia se trata tanto con liposucción y con la escisión.

 

 

  1. LIPOSUCCIÓN

 

Tener una silueta perfecta se ha convertido en el objetivo de muchas personas que recurren a la liposucción. Se trata de una técnica destinada a eliminar los depósitos localizados de grasa que no responden al ejercicio y el control dietético, por medio de aspiración.

La lipoescultura es el término aplicado a la técnica que emplea la liposucción en diferentes áreas corporales a la vez, con el objetivo de obtener un resultado mas armónico y proporcionado en toda la silueta, al mejorar varias zonas el resultado obtenido es mucho mejor que en la Liposucción convencional.
Se puede realizar la liposucción de varias zonas al mismo tiempo e incluso asociarla a otros procedimientos estéticos.

En el cuerpo humano, el centro principal de acumulación de triglicéridos o grasas neutras son los adipositos. Éstos triglicéridos son depósitos de energía metabólica muy concentrada y se componen de una cadena hidrocarbonada. Estos adipositos fabrican, almacenan y movilizan estas grasas como combustible que utilizará nuestro cuerpo como energía de reserva. Hasta la adolescencia estas células aumentan en número y en tamaño, después el acúmulo de grasas es fundamentalmente a expensas del aumento de tamaño.

Gracias a la liposucción el número de estas células disminuye, por lo que en un principio los resultados son permanentes. El tejido graso está compuesto por una capa superficial y otra profunda más laxa separadas por una fascia intermedia. Es esta capa profunda la que mejor sueñe responder a la liposucción.

La distribución de la grasa en ambos sexos es bien distinta, debido en parte a la distribución de las zonas de adherencia y al estímulo hormonal.

Indicaciones

En personas con importante sobrepeso, en los que los volúmenes de grasa extraídos deben ser considerables, los resultados obtenidos pueden no llegar a ser tan buenos como en aquellas personas con acúmulos grasos localizados, donde la liposucción alcanza los mejores resultados.

Casi todos los pacientes sin sobrepeso marcado pueden someterse a esta intervención, siendo, no obstante, los candidatos ideales paciente con acúmulos grasos localizados, con una piel de buenas características y sin flacidez importante.

Técnica

La intervención se realiza en hospitales concertados bajo efecto de anestesia regional o anestesia local y sedación, lo cual será determinado por el paciente en conjunto con el anestesista.

En la primera consulta informativa en Clínica S&O se sugiere al paciente las zonas a tratar, las cuáles se marcarán previamente a la liposucción estando de acuerdo en los objetivos del tratamiento.

El equipo usado consiste básicamente en una bomba de frío, un tubo conductor y unas cánulas. Éstas cánulas tienen múltiples orificios, con lo que permiten una liposucción efectiva con un menor trauma en los tejidos. Puede realizarse bajo anestesia local, epidural o general.

Se realizan unas pequeñas incisiones cutáneas para la introducción de la cánula, que emplazaremos en zonas poco visibles o donde puedan pasar inadvertidas dependiendo de la zona a tratar. Generalmente hacen falta varias incisiones para el tratamiento de una zona a tratar, de modo que se puede tratar la citada área desde varios orificios.

Introducida la cánula en los orificios, el cirujano manipula la misma en la profundidad de la grasa creando túneles con movimientos de vaivén y succionando la grasa. Además, se realiza un entrecruzamiento de los túneles desde las distintas incisiones para lograr un contorneado superficial más suave y homogéneo. Se realiza una liposucción profunda y una liposucción superficial, realizando un despegamiento extenso y adelgazamiento del tejido subcutáneo. El interés de este despegamiento radica en el efecto de retracción de la piel, lo cuál permite que se amolde a la nueva conformación de la estructura profunda.
Al finalizar la intervención se coloca una venda elástica sobre las zonas tratadas a modo de vendaje. Además, es recomendable que el paciente reciba masaje sobre las zonas tratadas, dirigidas a realizar un drenaje linfático sobre las zonas tratadas.

 

  1. ABDOMINOPLASTIA

 

El objetivo esta técnica es eliminar el exceso de piel, de grasa y tensar los músculos abdominales, que normalmente se encuentran separados, sobre todo tras el embarazo, el envejecimiento, fluctuaciones de peso significativas, herencia y cirugías anteriores.

Indicaciones

Esta técnica está indicada para todos aquellos pacientes, sean hombres o mujeres, en los que la edad, el exceso de peso, la perdida rápida de peso, el embarazo, la falta de ejercicio, etc. han producido una perdida de tersura en su abdomen, provocando la caída del mismo sobre la región púbica.

Todas las causas anteriores, además de producir un exceso de piel, suelen debilitar la musculatura de la pared abdominal, lo cuál incrementa el prominencia, y es esta debilidad la causa de que incluso en mujeres delgadas aparezca un abdomen abultado.

En los casos donde hay excedente graso importante se puede combinar conliposucción. Esta técnica consigue tras la eliminación cutánea y el tratamiento de la flacidez muscular un abdomen plano, con tensión y una cintura marcada.

No es un sustituto para el adelgazamiento. Aunque los resultados de una abdominoplastia son técnicamente permanentes, las fluctuaciones de peso significativas pueden reducir en gran medida un resultado positivo. Por esta razón, se puede recomendar que pospongan la abdominoplastia a quienes planean un adelgazamiento sustancial o a las mujeres que puedan considerar embarazos en el futuro.

Cuando la flacidez cutánea no es muy marcada y se sitúa sobre todo en la región de debajo del ombligo y los músculos están tensos, puede realizarse una miniabdominoplastia. Esta intervención precisa de una cicatriz mucho mas corta situada sobre el pubis, por lo que tanto la intervención como el postoperatorio son menores.

Técnica

La  abdominoplastia completa requiere una incisión horizontal en el área que se encuentra entre el nacimiento del vello púbico y el ombligo. El grado de corrección necesaria determinará la forma y la longitud de la incisión.

Mediante esta técnica trabajamos no solamente a nivel del excedente cutáneo que pudiera existir, sino que también actuamos en planos musculares, reconstruyendo la pared abdominal mediante la sutura de los músculos rectos del abdomen.

En primer lugar se realiza la extirpación del excedente cutáneo mediante una elipse que puede ir por encima o por debajo del ombligo. Posteriormente se realiza un despegamiento de la piel por encima del ombligo, lo cuál nos permite avanzar esa piel para suturarla con el borde inferior.

Si es necesario, una vez que vemos el estado en el que se encuentran los músculos abdominales, se realiza una sutura de los músculos rectos del abdomen.

Posteriormente se cierra la incisión quedando una cicatriz que siempre se posiciona de manera que la paciente pueda llevar bañadores y bikinis altos sin que la incisión quede expuesta. Dejando unos tubos delgados para drenar la sangre o serosa que se forme. Estos se retiran a las 48 horas si lo drenado es escaso.

Una cirugía previa puede limitar los resultados de  la abdominoplastia. En las mujeres que hayan tenido una cesárea, las cicatrices existentes pueden incorporarse muchas veces a la nueva.

 

  1. DERMOLIPECTOMÍA MASCULINA

 

La dermolipectomia masculina difiere de la femenina en que tratamos de lograr una estética corporal muy diferente. A muchos hombres les preocupa la zona abdominal. Es un procedimiento común que puede reducir el tamaño de un vientre prominente  al eliminar el exceso de piel y tensar los músculos de la región media del cuerpo.

Los cambios frecuentes o drásticos en el peso corporal pueden causar que los músculos abdominales se debiliten, la piel cuelgue, y aparezcan las estrías. Sin embargo, en muchos de los casos, el simple envejecimiento es la causa principal de un abdomen flácido.

A medida que envejecemos, la grasa se redistribuye por sí misma en la zona abdominal. Para muchos hombres, realizar ejercicio físico no produce como resultado un aspecto delgado y juvenil. La dermolipectomia masculina puede mejorar el aspecto de la región abdominal por medio de la eliminación del exceso de piel y la tensión de los músculos abdominales. Para obtener los mejores resultados, la dermolipectomia masculina debe combinarse con una dieta equilibrada y ejercicio regular.

Técnica

Es un procedimiento realizado con anestesia general, ó local y sedación. En una dermolipectomia masculina tradicional, se hace una incisión en la parte inferior del abdomen desde una cadera a la otra, y se hace otra incisión para recolocar el ombligo. Se tensan los músculos abdominales y se elimina el exceso de piel. El resto de la piel se estira, para lograr un abdomen más firme y terso.

En una intervención parcial, o minidermolipectomia masculina, se elimina menos piel y el ombligo no se manipulará. El resultado es una cicatriz más pequeña y el tiempo de recuperación es más corto comparado con la dermolipectomia completa.

También se puede realizar una liposucción al mismo tiempo para eliminar cualquier exceso de grasa de la zona.

 

  1. DERMOLIPECTOMÍA DE BRAZOS

 

Es una técnica que se usa para eliminar quirúrgicamente el exceso de piel de la parte superior del brazo. En la mayoría de los casos, esta piel es consecuencia de una reducción rápida de peso o de falta de elasticidad a causa de fluctuaciones en el peso durante mucho tiempo. A veces, este exceso de piel es el resultado natural de la edad, y se desarrolla con el paso del tiempo de la misma manera en que aparecen arrugas en otras partes del cuerpo.

Técnica

Como primer paso de la cirugía de lifting de la parte superior de los brazos, hacemos una incisión en el brazo. La situación y la longitud de la incisión variarán según la cantidad de piel que desee eliminar y de los pliegues de piel sobrante. En los casos más extremos, la incisión se extiende desde la axila hasta el codo, sobre la superficie inferior del brazo. Es posible que podamos hacer una incisión curva o en forma de Z, diseño que permitirá una cicatriz menos llamativa que una incisión recta.

Si tiene exceso de grasa en los brazos, puede optar por combinar la dermolipectomía con liposucción para lograr los mejores resultados. Después de succionar la grasa y tensar la piel del brazo, eliminaremos el exceso de piel de la parte superior del brazo y completaremos el lifting cerrando la incisión con puntos de sutura.

Postoperatorio

Después del lifting de brazos, se le colocarán vendas y se le recetarán medicamentos para el dolor, con el fin de aliviar las molestias los primeros días después de la cirugía. Recuerde que es imposible reafirmar todo el brazo sin dejar una cicatriz. Sin embargo, con el tiempo, la cicatriz se hará menos visible.

 

  1. CIRUGÍA EN EXTREMIDADES INFERIORES

 

Indicaciones

  • Flacidez en los muslos.
  • Lipodistrofia en la cara interna de los muslos.
  • Flacidez de la cara interna de los muslos.
  • Lipodistrofia trocantérica.

Los pacientes candidatos a estas intervenciones deben cumplir los siguiente requisitos:

  • Con índice de masa corporal (IMC) entre 18 y 25.
  • Sin cicatrices en regiones glúteas.
  • Sin patología psiquiátrica.
  • No fumadores o con hábito controlado.
  • Sin varices en miembros inferiores.

 Técnica

Dermolipectomía de muslos

La dermolipectomía de muslos es la intervención quirúrgica que se utiliza para quitar los excesos de piel flácida y grasa localizada en la cara interna y/o externa de los muslos.

Normalmente, no se realiza en gente joven, ya que ésta puede tener acúmulos grasos, pero es muy raro que tenga flacidez y, como consecuencia, piel sobrante; echo que suele ir en relación con la edad o con las pérdidas de peso.

Se realiza con el paciente en posición ginecológica, se efectúan las incisiones en la región inguinal y el despegamiento de la piel en la zona de la cara interna de los muslos. Una vez recortado el excedente de piel, se sutura con delicadeza fijando los tejidos a planos profundos. Luego se coloca el paciente boca abajo, y se repite el procedimiento sobre la cara externa de los glúteos, situando las cicatrices de manera que puedan ser escondidas bajo la ropa interior. Con el fin de que en el espacio creado no se acumule liquido, se deja un drenaje durante 24 horas y pasadas éstas se valora si se debe retirar o si se mantiene el mismo algunos días más.

Si tiene exceso de grasa, puede optar por combinar la dermolipectomía con liposucción para lograr los mejores resultados. Después de succionar la grasa y tensar la piel de la zona, eliminaremos el exceso de piel y completaremos el lifting cerrando la incisión con puntos de sutura.

Como en otro tipo de dermolipectomías, el paciente debe aceptar las cicatrices que dejará la operación, aunque éstas se puedan considerar estéticas y queden ocultas por la ropa.

Finalizada la operación se coloca una faja de compresión que se mantendrá durante un mes. Ya en casa hay que guardar reposo para proteger las suturas sin someterlas a tensión.

Además, es conveniente las curas frecuentes con antisépticos, manteniendo seca la zona. Estas medidas evitarán las infecciones en una zona húmeda y frecuentemente contaminada como es la región perianal.
Una semana es tiempo suficiente para poder recuperar la actividad normal..

El resultado definitivo de la dermolipectomía se alcanza a los 6 meses de la cirugía, período necesario para que los tejidos se acomoden y la cicatriz madure.

 

  1. RITIDECTOMÍA DE LA MANO

 

El paso de los años se evidencia también en las manos. Mediante la Lipoestructura, es posible rellenar, con grasa propia, el dorso de unas manos demasiado esqueletonizadas  y hacerlas más tersas y suaves.

Indicaciones

    • Arrugas acentuadas de las manos, muchas veces no acorde con sus fascies.
    • Venas dilatadas en su porción central.
    • Pigmentación de la queratosis senil.
    • Criterio de selección
    • Ausencia de lesiones dermatológicas de las  manos.
    • Piel muy áspera o seca de muy poca vascularización, así como muy oscura con gran  contraste  con la piel del antebrazo no debe seleccionarse.
    • No cicatrices de intervención o trauma  anterior en el dorso.
    • Cicatrización patológica
    • Pacientes con tolerancia a cicatrices visibles.

 

 

Técnica

Con la Lipoestructura, se extrae la grasa mediante unas cánulas especiales con microaspiración, y una vez el tejido ha sido extraído, se procede a la centrifugación estéril durante unos 3 minutos a 3.100 rpm, para separar el tejido graso de la sangre, de la solución anestésica y del aceite. Una vez aislado el tejido graso viable, se procede a su microinfiltración mediante unas cánulas especiales, depositando muy poco volumen de grasa (0,1 milímetro) cada vez, desde la profundidad a la superficie, por lo que son necesarias muchísimos pases para producir un cambio.

La Lipoestructura puede ser realizada ambulatoriamente con anestesia local y sedación y no existen cicatrices perceptibles. Después de la intervención aparece un edema o hinchazón en la zona tratada, que puede ser muy llamativo, pero que desaparece progresivamente, aunque puede durar una o dos semanas. La inmovilidad postoperatoria de las zonas tratadas durante unos 5 días permitirá que la grasa injertada se revitalice en su nueva ubicación, por lo que estará contraindicado el masaje ya que el tejido graso implantado necesita inmovilidad para poder revitalizarse y permanecer.

La ritidectomía o lifting de las manos consiste en eliminar el exceso cutáneo existente en el dorso de las manos. Se realiza bajo anestesia local. Deja una cicatriz leve a nivel de la muñeca.

Estos procedimientos pueden estar asociados a tratamientos no quirúrgicos como láser y peeling químico para eliminar las manchas seniles.

Postoperatorio

Tras realizarse la intervención debe tener un movimiento limitado de los dedos durante al menos 24 horas. Después, cada 2 horas, deberá realizar movimientos de extensión y flexión por 2 min. La articulación del codo apoyará sobre almohada en un ángulo de 90°.

 Untitled-11